EL ETERNO PROBLEMA DE IMPUTAR LOS COSTES INDIRECTOS O ¿POR QUÉ CUANTO MÁS VENDES MENOS GANAS?

Malditos costes indirectos!!! Si no fuera por ellos sabrías exactamente cuánto cuestan tus productos y te resultaría sencillo fijar los precios de venta!! Sabrías cuánto ganas y cuánto te cuesta cada cosa, podrías ajustar tus costes y ganar más.

En realidad no es así. En realidad deberíamos decir malditos costes fijos!!!!

¿Pero cuántos costes hay? Costes indirectos, costes fijos,…, y Costes Directos, y Costes Variables y semifijos, semivariables, semidirectos, semindirectos,… Demasiado coste diría yo. 

Vayamos por partes:

• Costes Directos: son aquellos que están directamente relacionados con el producto. Ejemplo: Materia prima, mano de obra que “hace” los productos, maquinaria que “hace” los productos.

• Costes Indirectos: todos lo que “no hacen” producto pero sin los cuales la actividad no sería posible. El ejemplo clásico es el Departamento de Administración.

• Costes Fijos: Aquellos que tenemos para que la empresa esté preparada para tener actividad, aunque no la tenga. Ejemplo: Instalaciones fijas, personal mínimo,…

• Coste Variable: Aquellos que crecen con la actividad. A más actividad, más consumo. Ejemplo: …la materia prima.

En consecuencia tenemos Costes Directos Fijos y Variables, y Costes Indirectos Fijos y Variables. O visto de otra forma Costes Fijos Directos e Indirectos, y Costes Variables Directos e Indirectos. Salvo que hayas puesto en marcha un sistema de contabilidad analítica la foto que tendrás en tu empresa gráficamente será algo así. Grandes masas de costes por naturaleza que tienen un poco de casi todo.


De modo que el primer paso sería pasar de la gráfica anterior a la siguiente…

Costes directos e indirectos

Mediante el desarrollo de una contabilidad analítica y algún que otro truco se consigue desglosar el gasto entre directos e indirectos, fijos y variables. Esto no es difícil si sabes cómo.
Se puede hacer.

Aun así, te encontrarás con que tienes que imputar a cada unidad de producto una parte de:

• COSTES FIJOS DIRECTOS: la amortización de la maquinaria, instalaciones, nave,… personal de planta (operarios y ¿jefes?), consumos, financieros… Y para ello debes buscar un/os criterio/s de reparto.

• COSTES INDIRECTOS FIJOS: la amortización de la maquinaria, instalaciones, nave,… personal administrativo, ¿comercial?, consumos, financieros… Y para ello tendrás también que buscar un/os criterio/s de reparto.

¿Mismo problema pero distinto enfoque? Por eso decía que el problema de imputación no es de costes indirectos sino de costes fijos. Para repartir ambos dependemos del volumen… y del criterio de reparto. Técnicamente hablaríamos de INDUCTORES DE COSTE.

Hay criterios de reparto muy comunes que te pueden llevar a tomar decisiones equivocadas. Por ejemplo, el reparto de costes en función del precio, o del coste de los productos. Este criterio es muy habitual y en la práctica carga más costes sobre los productos más caros, reduciendo FALSAMENTE su rentabilidad.

Imaginemos dos productos con distintos precios

Tabla de precios de productos

* Margen Bruto: Ventas menos Costes Directos, tanto fijos como variables.

Si en el escandallo cargas, por ejemplo, el 15% de costes indirectos respecto al precio de venta estás cargando 15 € al primero y 30€ al segundo. El Margen Neto en este caso será de 35€ y de 20€ respectivamente. Con esta información lo normal será intentar vender más del primer producto, el más rentable.

Tabla de rentabilidad de productos

Sin embargo, probablemente el segundo producto no consuma el doble de indirectos que el primero, más bien consumirá lo mismo, o incluso menos (recordemos costes administrativos,…). Si en lugar de un % sobre precio de venta, cargas un importe en euros (en lugar de un %) a partir de otro criterio, el segundo producto te resultará más rentable.

Tabla de rentabilidad de productos









Con esta información lo normal será que intentes vender más del segundo producto, el más rentable.

Vaya lío.

Conclusión: La rentabilidad de los productos depende del criterio de imputación. Por eso es tan importante encontrar criterios de reparto que no distorsionen la rentabilidad comparada de nuestros productos.

En Controller OCG ayudamos a empresas que facturan mucho pero ganan poco a aumentar sus márgenes y multiplicar sus beneficios mejorando el control de sus márgenes y potenciando la rentabilidad de sus productos.

Porque si no sabes dónde está el problema, no puedes solucionarlo.

Te invito a asistir a la jornada “Obstáculos y habilidades de la gestión orientada a beneficios” que impartiré en IBERCIDE, Centro Ibercaja de Desarrollo Empresarial, el 2 de marzo de 9:00 a 11:00h. Para asistir, solo tienes que reservar tu plaza en este enlace.

Mariano Arribas, Socio Director en Controller OCG, mariano.arribas@ocgcontroller.com














Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información